Para entender un poco más sobre el accionar que llevan a cabo los Clubes Argentino de Servicios hay que hacer un poco de historia. Surgieron en el año 1982 del desprendimiento de los integrantes de los clubes Rotary y Leones.

Están integrados por personas con vocación de servicio colaborando con la educación y, desde hace cuatro años, también con la salud, distribuidos en distintos puntos del país.
Un aspecto para destacar es que no reciben apoyo del Estado y que no tienen ninguna inclinación política o religiosa.

Para conocer a fondo las actividades que desarrollan, conversamos con Fabián Tavares Grilo, miembro activo de esta organización. “Nuestra función es básicamente de gestión, somos un nexo entre los que necesitan y los que pueden ayudar”, comentó.

El aspecto educacional tuvo su primer hito en el año 1984 cuando comenzaron a construir escuelas. “Están ubicadas en fronteras territoriales y reemplazan a las escuelas ranchos. Nosotros nos encargamos de la parte edilicia que luego se entrega al Ministerio de Educación de cada provincia. Ya llevamos construidas 14 y la siguiente está programa para instalarse en San Vicente, Misiones”, agregó.

Y desde el 2010 el foco también se centró en la salud mediante un convenio con la UNR, específicamente con la facultad de Odontología. Los estudiantes se instalan por una semana en una determinada escuela haciendo un seguimiento a los chicos atendidos desde aquel año hasta la fecha.

“El equipo que se destina es de aproximadamente 23 personas y se atienden alrededor de 600 chicos en ese lapso”, informó Fabián.
Aquel sueño de hace tres décadas atrás dedicado a la educación hoy incluye también a la salud y ACAS, lejos de conformarse, va por más tratando de ayudar a los más necesitados.