Personal de las áreas municipales de Comercio y Tránsito llevaron adelante múltiples operativos con el propósito de ajustar la actividad nocturna a las ordenanzas municipales vigentes. Las intervenciones, estuvieron a cargo de la subsecretaria de Gobierno, Roxana Tersol, y de la directora de Tránsito, Silvia Acuña, y posibilitaron la detección de diversas infracciones que en determinados casos motivaron la clausura de los locales.

Por ejemplo, el viernes a la noche el kiosco ubicado en San Martín entre Oroño y Silverio Córdoba fue clausurado por violar la norma que establece la prohibición de la venta de bebidas alcohólicas después de las 22:00. Un día después el comercio reincidió en la infracción, razón por la cual se volvió a dictar el cese de su actividad y además fue denunciado ante la Justicia.

En tanto, el boliche ubicado en la esquina de Salta y San Martín fue sancionado el viernes por cerrar sus puertas después del horario reglamentario y el sábado no sólo consumó la violación de la clausura, sino que además funcionó sin detector de metales y nuevamente extendió su actividad hasta pasadas las 06:00. Debido a la reincidencia, los titulares del negocio también fueron denunciados.

Agentes del área de Comercio de la Municipalidad observaron que la confitería bailable situada en San Juan al 700 no contaba con los matafuegos correspondientes, por lo que instruyó el inmediato desalojo del lugar. La empresa incumplió la orden, por lo que el municipio procedió a colocar una faja de clausura en la puerta de ingreso al lugar.

La detección de menores de edad en la discoteca de San Martín y Entre Ríos provocó la clausura del establecimiento, que sin embargo violó la instrucción y además cerró sus puertas con posterioridad al horario permitido. Esta misma infracción fue cometida por el boliche situado sobre avenida San Martín entre Salta y Artigas.

Según señalaron responsables del área de Gobierno, en todos los casos los infractores se exponen a graves sanciones económicos y los reincidentes al cierre de sus respectivos locales.

Por otra parte, recibieron multas los vehículos estacionados en las ochavas y sobre las paradas de colectivos situadas en las inmediaciones de los locales bailables. Del mismo modo, fueron remitidos al corralón autos y motos que circulaban sin la documentación y las medidas de seguridad obligatorias que establece la Ley Nacional de Tránsito.