En el marco de la Emergencia Vial, tras el fenómeno climático que afectó la región y provocó con la inusitada crecida del arroyo San Lorenzo, y el desmoronamiento del Puente sobre avenida San Martín, en el mes de octubre de 2012, los gobiernos de las dos ciudades firmaron un acuerdo con el Ejército Argentino para la instalación de este puente alternativo y su posterior alquiler.

Luego de intensos trabajos, el puente Mabey quedó habilitado el 11 de diciembre del año 2012, lográndose para entonces, resolver la circulación del transporte público de pasajeros y el paso de vehículos de mayor altura, mientras que el tránsito liviano podía cruzar por el viejo puente Homero Manzi, ubicado a pocos metros del anterior.