Brian «El gordo» González, imputado como el autor de los disparos que dieron muerte a Analía Rivero en la puerta del boliche «Stone», en Capitán Bermúdez el 2 de noviembre pasado, se entregó el miércoles pasado acompañado por su abogado en la sede rosarina de la Policía de Investigaciones.

Con González ya son tres los detenidos por la muerte de Any, tras la captura de las dos mujeres de 17 y 19 años que lo acompañaban en la camioneta desde la cual se efectuaron los disparos.

Sobre González pesa una orden de arresto firmada por el fiscal Juan Carlos Ledesma, desde el 4 de noviembre, donde se ordena la «inmediata detención del llamado Brian Jesús González (…) en virtud del hecho de homicidio y lesiones agravadas por el uso de arma de fuego en perjuicio de Analía Rivero y Pedro Escobar».

Según los investigadores, «El gordo» González fue señalado como la persona que descargó una balacera contra el boliche Stone, que habría estado en el interior de la discoteca minutos antes.

El crimen ocurrió la madrugada del 2 de noviembre. Any trabajaba como promotora del boliche Stone y en ese momento estaba en la puerta del local ubicado en San Lorenzo al 400.

Según la reconstrucción que pudo hacer la policía en base a testigos, entre las 5.00 y las 5.30, una camioneta en la que viajaban varias personas pasó frente al boliche y desde el vehículo efectuaron varios disparos contra quienes estaban en la puerta. En ese momento, Rivero recibió un impacto en el tórax y murió casi en el acto. En la misma balacera, un chico de 19 años, Pedro Escobar, también resultó herido, pero sobrevivió.

La camioneta desde la que se produjeron los disparos quedó filmada por las cámaras del lugar y con los elementos de pruebas se ordenaron las detenciones. La menor se encuentra bajo prisión domiciliaria.

Fuentes cercanas a la investigación admitieron que resta detener a una cuarta persona que estaba en la camioneta esa madrugada. Además, todavía falta encontrar la Toyota Hilux y el arma utilizada.