El camionero de 35 años prestaba servicios en la agroexportadora y cayó a un piletón de agua hirviendo. El fiscal Nicosia investiga las causas del accidente.

La agroexportadora de Louis Dreyfus Company decretó un día de duelo en su planta de Timbúes, a raíz del fallecimiento de Fernando “Toti” Peña, el camionero de 35 años oriundo de San Lorenzo que prestaba servicio en dicho complejo y que cayó a un piletón con agua hirviendo y productos químicos luego de que cediera el piso.

El domingo a la tarde, Toti Peña limpiaba un tanque con vapor de agua hirviendo cuando el piso se desmoronó y cayó sobre los residuos. Los compañeros lo rescataron y fue trasladado hasta el Sanatorio Británico de Rosario, en donde estuvo internado en terapia intensiva. Tenía el 90 por ciento del cuerpo quemado y las quemaduras le afectaron órganos internos. Estuvo en coma farmacológico y murió el lunes a la tarde.

“Desde la empresa expresamos nuestro pésame y nuestra más profunda compasión a la familia de Fernando Peña, en este doloroso momento”, manifestó Luis Zubizarreta, director regional de Relaciones Institucionales de Louis Dreyfus Company.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) dijeron que el fiscal Maximiliano Nicosia Herrero, de la sede San Lorenzo, ordenó hacer pericias fotográficas y estudios de planimetría en la cerealera. También pidió testimonios a los empleados del lugar, hacer un informe de asignaciones del personal, verificar las medidas de seguridad y revisar la historia clínica de Peña. El fiscal espera el resultado de las pericias para conocer cómo y por qué cayó.