Con múltiples concreciones en diferentes sectores de la ciudad, la Municipalidad de San Lorenzo avanza en la ejecución del plan de infraestructura urbana más ambicioso de la historia de la ciudad, por magnitud y alcance. En esta segunda mitad del año se están realizando obras viales de carácter estratégico, al tiempo que ha ingresado en su etapa final la construcción del centro de salud de barrio Islas Malvinas y se inauguran nuevos espacios públicos completamente equipados.

Esta semana comenzó la etapa final del ensanche de bulevar Urquiza, desde calle Chile hasta el acceso a autopista. Al igual que en su primer tramo, entre Juan Manuel de Rosas y Chile, los trabajos, que demandarán una inversión de casi 2 millones de pesos, consistirán en la remoción del precario asfalto de las banquinas, la concreción de cordón cuneta, la pavimentación de los laterales y la construcción de un cantero central. “A partir de la inauguración de la bajada Urquiza, se ha intensificado notablemente la circulación de vehículos en esa zona, por lo que esta obra dinamizará el tránsito y contribuirá a la seguridad vial”, manifestó el intendente Leonardo Raimundo.

Paralelamente, la Municipalidad realiza una cuantiosa inversión de 21 millones de pesos para la remodelación integral del circuito norte de tránsito pesado. El proyecto en plena marcha contempla el tendido de paños de hormigón sobre ocho cuadras del bulevar  Mitre, entre General López y Díaz Vélez, y en Díaz Vélez, entre Mitre y el arroyo, además de la instalación de desagües y luminarias en todo el sector. Las tareas dieron inicio con el alcantarillado que resolverá los anegamientos en la zona. “Estamos realizando la obra más importante que en los últimos tiempos haya emprendido un municipio de la región. Beneficiará a los transportistas y será un gran aporte a la calidad de vida de los vecinos del barrio”, consideró el mandatario sanlorencino.

Además, continúan las tareas de asfaltado en caliente, rubro en el que, desde su inicio, la presente gestión ha concretado más de 200 cuadras en todos los barrios de la ciudad. Días atrás se pavimentaron Blas Parera y López y Planes, entre Márquez y la ruta 11, en Villa Felisa, con el propósito de completar el circuito vial del barrio.

La apertura y remodelación de espacios públicos es otra de las políticas que el municipio viene desempeñando con un ritmo intenso. En ese marco, se inauguró la plaza “Soldado Hugo Cavigioli”, ubicada en la intersección de Mártire y América, en barrio 2 de Abril, donde la administración local construyó veredas, plantó árboles e instaló juegos y una posta aeróbica.

En otro orden, las gestiones del municipio frente a la provincia fructificaron en la construcción del centro de atención primaria de la salud de barrio Islas Malvinas, cuya ejecución presenta un avance de casi el 90 por ciento. El establecimiento contará con cuatro consultorios (de Clínica General, Ginecología y Obstetricia, Odontología y Pediatría), farmacia, salas de espera y usos múltiples, depósito y enfermería. Consultado sobre las características del efector, el intendente señaló: “Es un modelo muy similar al Caps de barrio José Hernández y su funcionamiento será muy trascendente, no sólo para Malvinas, sino también para otros barrios, como El Pino, SUPE y Oroño que tampoco cuentan con centro de salud”.

Por último, el municipio está efectuando las conexiones a las redes de aguas y cloacas en las 18 viviendas para docentes del gremio Amsafe que, a instancias de la administración local, construyó el gobierno provincial.

“La marcha de la obra pública en San Lorenzo es permanente y no responde a espasmos electorales, como en otras épocas. Estamos convencidos de que a partir de una administración austera y ordenada seguiremos avanzando en cada cuadra de la ciudad que aún no cuente con la infraestructura que los vecinos merecen”, concluyó Raimundo.