El gremialista mantuvo diálogo con el periódico El Primero  y  manifestó la situación en la cual se encuentra la empresa Bermudense al día de la fecha. A su vez comento que recibió un llamado telefónico de la provincia de Neuquén, en donde una empresa manifestó estar interesada en comprar la planta Petroquímica.

“Para nosotros es una salida bastante importante porque se lograría mantener todas las fuentes de trabajo, la posibilidad de incorporar mayor personal, ya que Petroquímica es una empresa fructífera, con una producción importante que se vende, que puede ser competitiva y que cuenta con un producto masivo como lo es el cloro y la soda”, explicó el dirigente y agregó: “preferimos mantener el anonimato de la misma pero podemos decir que están interesados en hacerse cargo de todo el predio completo”.

Según Daniel Santillán, el próximo 23 de julio la empresa y el sindicato, se reunirán en la sede del Ministerio de Trabajo de la provincia para diseñar un plan de acción que le permita a Petroquímica recuperar su línea de producción. Sumado a esta reunión, expresarán su interés no solo el grupo empresarial de neuquén, sino también una pyme sanlorencina interesada en adquirir Petroquímica Capitán Bermúdez (ex Electroclor).

Andrés Taseli, actual propietario de Petroquímica Capitán Bermúdez, tomó la decisión de cerrar la planta porque la empresa estaría necesitando una reestructuración  tecnológica en sus instalaciones que por ende son impostergables y para esto es necesario invertir una suma de dinero importante que  él mismo no estaría dispuesto a solventar.

En una conferencia de prensa, Santillán hizo fuertes declaraciones sobre Taseli, llamándolo el nuevo Yabrán del nuevo milenio, diciendo que nadie cuenta con su número telefónico, que tiene fuertes vinculaciones con el poder y que su amenaza de cerrar la planta sería otra especulación del empresario para renovar u obtener aún más ventajas en subsidios estatales. A su vez el Secretario Gremial amenazó con tomar la fábrica en caso de que persista la idea de su cierre y expresó: “una de las salidas que proponía Taseli, para quedar bien con la sociedad, era que al cerrar la empresa, los 50 puestos de trabajos pendientes, él los podía reubicar en su empresa de Granadero Baigorria. Por supuesto, los compañeros no estuvieron de acuerdo y rechazaron esa opción” y agregó: “la empresa al día de la fecha está parada, un grupo de compañeros se encuentra  dentro de la misma haciendo un mantenimiento mínimo”.

El secretario gremial Pablo Reguera de la CGT 17 de Octubre se solidarizó con la situación a la vez brindo su apoyo diciendo: “no permitiremos que se bastardee a la gente, de ser necesario parará todo el cordón industrial”.