Un numeroso grupo de vecinos de la localidad de Oliveros se presentaron este lunes en las puertas de la Comuna. Fueron recibidos por el presidente comunal y autoridades policiales en medio de una ola delictiva.

Tras la convocatoria a través de las redes sociales, víctimas de hechos de inseguridad se concentraron este lunes por la mañana en las puertas de la Comuna para exigir respuestas ante los reiterados casos que se contabilizaron en las últimas semanas.

Los manifestantes exigieron que las autoridades salgan de la sede comunal para hablar en conjunto. Entre ellos estuvieron el presidente comunal, Martín Calori, el senador por el Departamento Iriondo, Hugo Rasetto, el jefe de la Unidad Regional de Iriondo, comisario Mario Goyenechea, y el jefe de la Comisaria local, Dario Rodriguez.

Las víctimas relataron diversos hechos sufridos y aseguraron temer por acontecimientos de mayor gravedad, por lo cual, solicitaron acciones inmediatas.

La mayor preocupación de la población tiene que ver con delincuentes locales que afirmaron conocer y con la cantidad de personas ajenas a la localidad que se radican en el ex Camping Setup, ubicado contra el río Carcarañá, en la zona este de la localidad, el cuál se halla usurpado y a quienes señalan como autores de los hechos.

“Para esta semana voy a convocar a una reunión en el Centro de Jubilados, espero que vengan. Déjenme que vea que se puede hacer desde la parte legal y yo de acá a cuatro días los reúno para trabajar. Vamos a organizar una mesa de trabajo, nos juntaremos todos para una reunión importante para que me ayuden a trabajar y tirar ideas”, indicó el presidente comunal.

Por lo pronto, se espera por las gestiones del mandatario localy las medidas que se puedan llegar a tomar legamente. Ahora, se aguarda por un nuevo encuentro en busca de mayor seguridad para toda la comunidad.