El referente sindical de SOEA se mostró molesto con las declaraciones que realizó el líder de UOCRA al diario La Capital, asegurando que ya había cruzado notificaciones a la Cámara Aceitera para negociar el Salario Mínimo Regional.

Pablo Reguera estuvo en comunicación con Radio Black 92.5 y contó detalles del enojo: “El viernes estuvimos en Rosario tratando de acercarnos con la CGT que lidera (Carlos) Vergara y habíamos llegado a un acuerdo sobre los trabajadores que tienen convenio bajo y cumplen tareas dentro de las fábricas donde trabajamos. Sin embargo, el panorama cambió el sábado por la mañana con declaraciones en el Diario La Capital de Vegara diciendo que su CGT lidera sobre las tres centrales y que él es representante máximo del Cordón a lo cual agrega que hablaba sobre temas vinculados al COPA, afirmando que mandaron nota para que lo atienden el CIARA y a la Cámara de Aceiteros pidiendo un mínimo de 15 mil pesos”.

“Me parece que se desubica un poco. Él es interventor, no vamos a alinearnos detrás de alguien que no fue elegido por los trabajadores y nosotros podemos desdecirnos de algunas cosas pero hay que tener respeto por los trabajadores”, explicó Reguera.

Marcando diferencias entre las centrales obreras, Reguera reconoció que en la CGT encabezada por Jesús Monzón “somos todos lineales, horizontales, nadie es jefe de nadie”. “Cada cual responde a su gremio y desde allí se trabaja para el compañero que está en dificultades”, aseveró. Y agregó que después de estas declaraciones del líder de Uocra en el diario decano, “muchos gremios no están de acuerdo con lo que salió a decir el sábado”.

Con un tono de enfado, Reguera afirmó: “Es mi convenio, mi ámbito de aplicación y no vamos a permitir que se nos metan en lo nuestro. Nos estamos faltando el respeto, ahora los patrones van a usar y abusar de esta situación. El viernes acordamos algo y el sábado dice otra cosa”, sentenció.

“Esto si lo tenemos que discutir en una mesa lo vamos a discutir, primero él es un interventor, es de Rosario, nosotros necesitamos gente de la región que sean votados y representando a los trabajadores. No podemos esperar que venga a decir que va a manejar las condiciones de trabajo de la región, está desubicado y sin el permiso de nadie. Si se quiere enojar que se enoje, pero no le puedo permitir que hagan este tipo de cosas”.

“La idea de 15 mil pesos por el COPA queremos cambiarla, porque hay compañeros que trabajan de lunes a viernes; pero la realidad de los vigiladores es otra, ellos trabajan en turnos e inclusive los feriados. Tienen que tener un régimen distinto, no se puede encuadrar a todos en el mismo salario” prosiguió el sindicalista aceitero, que no dudó en manifestar su malestar.

“Me molesto muchísimo, evoca a aceiteros y nosotros no queremos salario menor a 20 mil pesos, que es lo que menos ganando dentro de la fábrica y le está bajando a todos los trabajadores intereses que mañana le va a costar por tener compañeros que realizan tareas similares a menor precio”.

Por último reconoció que le “gustaría hablar con el compañero Vergara, a la reunión del viernes fuimos la mayoría, él no estuvo y nos molestó que sin hablar con nosotros salgan estas declaraciones. Hay que ser serios con lo que decimos, porque enfrente tenemos multinacionales que miden todo”.