A 34 años del desembarco argentino en Malvinas, la Municipalidad de San Lorenzo homenajeó a los veteranos y caídos en la guerra con un acto que tuvo lugar en la plazoleta alusiva de Santos Palacios y el río. La ceremonia fue encabezada por el intendente Leonardo Raimundo y contó con las presencias de ex combatientes, funcionarios y comunidades educativas de la ciudad.

Las actividades comenzaron pasadas las 16.15 h con la entonación del himno nacional, que fue ejecutado por la Banda de Música Municipal. A continuación, los alumnos de cuarto grado Enzo Moriconi y Martina Fusaro leyeron la poesía “Pequeñas Malvinas”, de Estela Macazure, y se efectuó un minuto de silencio.

Raimundo, Ore y el presidente del Centro de Veteranos, Carlos Verolín, colocaron una corona de laureles en conmemoración de los ex combatientes y caídos en combate.

Luego, Raúl Santuoro, sobreviviente del ARA General Belgrano, se dirigió al público presente y expresó: “Los veteranos y ex combatientes de Malvinas fuimos a la guerra convencidos de la justicia de la causa y creemos aún en ella a pesar del trasfondo político que la originó.Fuimos a defender lo que es nuestro, pusimos nuestras vidas en juego y superamos situaciones límite, a veces contra toda esperanza y con la muerte rondando demasiado cerca. Patria querida, perdónanos entonces si no lo pudimos hacer mejor”.

Por su parte, el primer mandatario local realizó un racconto de los hechos que desencadenaron el enfrentamiento bélico y cuestionó duramente la determinación tomada por la Junta Militar. “Es sabido que cuando fuimos a las islas no fue por decisión de ningún gobierno democrático; fue en el marco de una dictadura decadente que intentaba a través de la guerra sostenerse a cualquier precio. Pero más allá de las criminales motivaciones de una camarilla, de lo que este país sí se hace cargo es de la sangre de nuestros combatientes, de los pibes que fueron a morir por su bandera”.

Además el jefe del Ejecutivo municipal hizo referencia al reciente fallo de la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas que amplió en un 35 por ciento la superficie perteneciente a Argentina. “Potencia el derecho sobre los recursos nacionales de la zona y una vez más pone de manifiesto a nivel mundial la disputa por soberanía entre Argentina y Gran Bretaña y la indudable justicia del reclamo de nuestro país”, concluyó.